El número de los dientes

El número de los dientes

Seguramente cuando has ido al dentista has oído que tienes una caries en el 28 o que hay que revisar el 44. Esta manera de referirse a los dientes tiene como objetivo diferenciarlos de forma rápida. Pero, ¿de dónde viene?

El Sistema Universal de Numeración fue una propuesta de la Federación Dental Internacional, FDI. Este sistema fue el elegido por la Organización Mundial de la Salud, OMS. Con este sistema se le asigna un número a cada diente. Además de este sistema hay otros como el de la Asociación Dental Americana (ADA) o la continua, entre otras. No todos los sistemas utilizan números, algunos utilizan letras en su nomenclatura. En este sentido, nos centraremos en la usada en nuestro país, en el que para nombrar a un diente se utilizan dos cifras.

El Sistema Universal de Numeración Dental

Para asignar el número, primero se dividió la dentadura en cuatro cuadrantes, mediante dos ejes imaginarios.

Uno vertical entre la parte izquierda y derecha de la boca según se observa, ubicado entre los dos incisivos centrales. Y otro horizontal, que diferencia entre los que están situados en la parte superior y los que se encuentran en la inferior.

Así los cuadrantes serían superior izquierda, superior derecha, inferior derecha e inferior izquierda.

De esta forma, la primera cifra asignada a cada diente ubica el cuadrante en el que está situado en la boca. Aunque el cuadrante es diferente según se trate de una dentadura temporal o de leche.

La dentición temporal o primaria consta de 20 dientes. Está constituida por 4 incisivos centrales, 4 laterales, 4 caninos y 8 molares. Por su parte, la permanente consta de 32 piezas. En la dentadura adulta, los molares infantiles se convierten en premolares y se suman 12 molares.

De esta manera, para nombrar un diente tendríamos que decir, por ejemplo: segundo molar superior izquierdo temporal. Ya sabemos que el lugar “superior izquierdo y temporal” lo sustituiríamos por un número, el 6.

La segunda cifra es asignada por la ubicación secundaria, partiendo de ese eje imaginario por posición. Así el 1 sería el primer diente, y el 5 para una pieza temporal y el 8 para la última muela.

Siguiendo nuestro ejemplo, el número sería el 65.