Curiosidades

Motivos por las que tienes los dientes amarillos

Sonríe ante el espejo. ¿De qué color el esmalte de tus dientes? ¿Se acerca al blanquecino o es más bien amarillento? Si tu respuesta es la segunda opción, tal vez deberías echarle un ojo a esta lista de motivos por las que tienes los dientes amarillos. Tal vez lo que influye en tu color es alguno de estos factores…

Escasa limpieza

Si no cepillas con frecuencia tus dientes, es muy probable que se vaya acumulando placa en ellos. Lo mismo sucede cuando sí hay limpieza, pero esta no es la adecuada. ¡Ojo con tu cepillado! Una mala limpieza puede dar como resultado la aparición de sarro (la placa se solidifica); aunque al menos, este problema se solucionaría blanqueando los dientes.

La alimentación

Inevitablemente, algunos de los productos que consumes pueden estar afectando al color de tu dentadura. Si eres de los que suele tomar “bebidas oscuras” (vino tinto, café, té…), tienes más posibilidades de perder esa blancura de tus dientes. A este listado de alimentos también se suman los productos con mucho azúcar, el alcohol, las bebidas con gas… Y atento a los aliños: algunas salsas como la de soja, la de curry o el vinagre balsámico también afectan al color de tus dientes.

La edad

Pese a la correcta limpieza, la alimentación idónea… hay factores inevitables, como el envejecimiento. Con la edad, los dientes tienden a ir perdiendo su tono blanco inicial. ¿Por qué? La capa de esmalte se vuelve más fina, por lo que empieza a asomar la siguiente (la dentina, que tiene un tono más amarillento).

El tabaco

¿Eres una persona fumadora? En ese caso, es muy probable que las distintas sustancias del humo (nicotina, alquitrán…) estén ensuciando el esmalte de tus dientes. Está demostrado científicamente que quienes fuman tienen unos niveles más altos de decoloración dental (28%) que aquellos que no consumen tabaco (15%). Fumar no solo afecta al color de los dientes, también puede terminar provocando problemas más graves como la periodontitis o la gingivitis. Por no hablar de lo nocivo que resulta para la salud de tu organismo…

Medicamentos

Hablando de salud… tal vez los medicamentos que estés consumiendo estén afectando al color de tus dientes. Desafortunadamente, existen medicinas que, si bien son necesarias para el organismo, influyen negativamente en tu dentadura. El consumo de antibióticos o la medicación contra la alergia, por ejemplo, tal vez estén decolorando tu esmalte.

 

Como veis, son muchos los factores que pueden afectar al color de tus dientes. En cualquier caso, cada persona es un mundo (los aspectos genéticos influyen), y son los expertos en salud dental los más indicados para indicar qué es lo que más le conviene a tu dentadura.

El número de los dientes

Seguramente cuando has ido al dentista has oído que tienes una caries en el 28 o que hay que revisar el 44. Esta manera de referirse a los dientes tiene como objetivo diferenciarlos de forma rápida. Pero, ¿de dónde viene?

El Sistema Universal de Numeración fue una propuesta de la Federación Dental Internacional, FDI. Este sistema fue el elegido por la Organización Mundial de la Salud, OMS. Con este sistema se le asigna un número a cada diente. Además de este sistema hay otros como el de la Asociación Dental Americana (ADA) o la continua, entre otras. No todos los sistemas utilizan números, algunos utilizan letras en su nomenclatura. En este sentido, nos centraremos en la usada en nuestro país, en el que para nombrar a un diente se utilizan dos cifras.

El Sistema Universal de Numeración Dental

Para asignar el número, primero se dividió la dentadura en cuatro cuadrantes, mediante dos ejes imaginarios.

Uno vertical entre la parte izquierda y derecha de la boca según se observa, ubicado entre los dos incisivos centrales. Y otro horizontal, que diferencia entre los que están situados en la parte superior y los que se encuentran en la inferior.

Así los cuadrantes serían superior izquierda, superior derecha, inferior derecha e inferior izquierda.

De esta forma, la primera cifra asignada a cada diente ubica el cuadrante en el que está situado en la boca. Aunque el cuadrante es diferente según se trate de una dentadura temporal o de leche.

La dentición temporal o primaria consta de 20 dientes. Está constituida por 4 incisivos centrales, 4 laterales, 4 caninos y 8 molares. Por su parte, la permanente consta de 32 piezas. En la dentadura adulta, los molares infantiles se convierten en premolares y se suman 12 molares.

De esta manera, para nombrar un diente tendríamos que decir, por ejemplo: segundo molar superior izquierdo temporal. Ya sabemos que el lugar “superior izquierdo y temporal” lo sustituiríamos por un número, el 6.

La segunda cifra es asignada por la ubicación secundaria, partiendo de ese eje imaginario por posición. Así el 1 sería el primer diente, y el 5 para una pieza temporal y el 8 para la última muela.

Siguiendo nuestro ejemplo, el número sería el 65.