La importancia de las pautas de higiene oral

Dientes de leche

– Por lo general, a los 5- 6 meses  empiezan a aparecer los incisivos inferiores. 

– Consta en  total  de 20 dientes. 

– La dentición completa de leche  termina a las 3-4 años.

LA HIGIENE ORAL INFANTIL ES FUNDAMENTAL

¿CUÁNDO DEBO EMPEZAR A CEPILLAR LOS DIENTES A MI HIJO?

Aunque parezca excéntrico, desde que el bebé nace y antes de que comiencen a erupcionar los dientes, se recomienda masajear las encías con una gasa húmeda al menos una vez al día para eliminar cualquier resto de leche y mantener la boca limpia.

MI BEBÉ TIENE LAS ENCÍAS ROJAS Y BABEA MUCHO, ¿A QUÉ PUEDE SER DEBIDO?
  • Es probable que esté  erupcionando su primer diente. Posiblemente observará también que se lleva objetos a la boca y  le encuentre más irritado de lo normal.
  • Alimenta a tu hijo con comidas blandas y frías (no congeladas) utilizando, por ejemplo, una redecilla con fruta fría en su interior, algún mordedor  o  frota delicadamente sus encías con una gasa fría.
  • También puedes adquirir en la farmacia  un bálsamo que contenga extracto de manzanilla, salvia y vitaminas, así le ayudará a combatir la inflamación y molestias proporcionándole una sensación de frescor.
  • Olvidemos el mito de que “la erupción dentaria produce fiebre”. Desde la Academia Americana de Pediatría afirman que aunque el niño  pueda presentar un ligero aumento de temperatura corporal (lo que se conoce como febrícula ), si llega a las 38 grados o más, probablemente no esté asociado a la erupción dentaria, sino a una enfermedad que previsiblemente requiera de tratamiento.
MI HIJO DE 5 AÑOS SE CEPILLA SOLO, PERO NO LO HACE BIEN…
  • Es normal,  aún no tiene suficiente destreza.
  • El cepillado debe ser asistido, o al menos controlado, hasta los 9 años de edad, insistiendo en los surcos de las muelas, donde más placa bacteriana se acumula y, por tanto, mayor probabilidad de desarrollar una caries.
  • La clave de un correcto cepillado es ESENCIAL. Coloque a su hijo frente al espejo y ponga el cabezal del cepillo en posición horizontal sobre su encía con una inclinación de 45º sobre el plano de sus dientes y realice movimientos de arriba abajo o  movimientos circulares para limpiar tanto dientes como  encías con la cantidad de pasta recomendada y el cepillo bien seco, sin previamente sumergirlo en agua.
  • Recuerde no olvidarse de limpiar la lengua (es la parte donde más bacterias acumulamos), una vez finalizado el cepillado y con el cepillo bien aclarado.
  • Es necesario también usar hilo dental , en estos casos, lo ideal sería utilizar  arcos de hilo dental, siendo aptos para niños  por su rápido uso y  comodidad .  Solo con el cepillado no será suficiente lograr una limpieza completa, ya que  las caras interproximales de los dientes no podremos limpiar a no ser que usemos estos arcos dentales.
  • Un correcto cepillado debe realizarse al menos 2 veces al día,  y  durante   2 min. ¡A veces les es últil escuchar una canción que les guste!
  • Se recomienda que el niño establezca una rutina de cepillado desde bien pequeño, para que se vaya acostumbrado poco a poco al cepillo y a la pasta llegando el momento en el que nunca olvide “quitarse los bichitos de sus dientes”.
  • Recuerda no olvidar  el cepillado nocturno. ES EL MÁS IMPORTANTE .
¿QUÉ CEPILLO ES MEJOR: EL MANUAL O EL ELÉCTRICO?
  • No tenemos especial preferencia por ninguno. Ambos, si se utilizan correctamente, serán de igual utilidad.
  • Aunque sÍ recomendamos que si el niño no tiene mucha costumbre y es perezoso, utilice un eléctrico. Estos llegan a  zonas difíciles de limpiar y probablemente eliminen mejor la placa bacteriana.
  • Olvida el mito de que al ejercer  más  presión y fuerza sobre los dientes eliminaremos mejor la suciedad. Es más, podría dañar el esmalte y  las encías, provocando sensiblidad e incluso exponer el diente a caries. Bastará con una ligera presión para ser efectivo.
  • Si el cepillo lo utilizan correctamente, verán que las cerdas se desgastan pronto. Un cepillo debe ser sustituido por otro nuevo cada 2-3 meses.
¿PUEDEN MIS HIJOS USAR LA MISMA PASTA DE DIENTES?
  • La respuesta es NO.
  • Según la edad que tenga tu hijo necesitará una concentración de flúor distinta. La concentración mínima de flúor que debe usarse en niños es de 1000ppm. 
  • Desde la aparición de los primeros dientes hasta los 3 años,  limpiaremos sus dientes con cepillos infantiles de cabezal pequeño o  cepillos con cerdas de silicona con  un poco de pasta no más de un grano de arroz con una concentración de  1000ppm y SIEMPRE ADMINISTRADO POR UN ADULTO.
  • A partir de los 3 hasta los 6 años la pasta no debe ser mayor a un guisante y la concentración de flúor podrá ser 1450ppm o más SIEMPRE ADMINISTRADO POR UN ADULTO.
  • A partir de 6 años ya podría utilizar una pasta fluorada normal de adulto sin problema . Recuerde  que la cantidad será la misma en niños que adultos (tamaño de un guisante).
¿QUÉ ES EL PPM?
  • Es la concentración de flúor presente en las pastas dentríficas. Equivale a las partes por 1 millón. 
  • Todas las pastas dentríficas indican la cantidad de flúor que contienen.
  • Según la Sociedad Española de Odontopediatría, se debe utilizar una pasta con una concentración de flúor NUNCA  menor de  1000ppm, ya que inferior a este tiene el mismo efecto que lavarse con agua.
¿EL FLÚOR ES TÓXICO?
  • El flúor es un químico que, en  concentraciones normales no es tóxico, pero ingerida a dosis muy elevadas puede ser perjudicial para la salud.
  •  A pesar de que los padres nos transmitan su preocupación de que sus hijos se traguen de vez en cuando pasta dentrífica, no hay riesgo, ya que la dosis de seguridad de flúor es tan elevada que por ejemplo, un niño de 3 años necesitaría cepillarse 13 veces al día para llegar al límite tolerable de flúor. Algo muy improbable, por no decir imposible.
¿CADA CUÁNTO TIEMPO SE RECOMIENDAN LAS REVISIONES AL DENTISTA?
  • La primera revisión en clínica se recomienda  a partir del año de vida.
  • En la primera visita, hacemos un estudio intraoral y radiográfico para observar posibles caries o anomalías de erupción, Si todo está en orden, bastará con una revisión periódica cada 6 meses. Si un niño es propenso a desarrollar  caries, entonces las revisiones se harán cada 3-4 meses.
¿HAY ALGÚN FLÚOR ADICIONAL?
  • SI.
  • El flúor clínico es el que  recomendamos utilizar en aquellos niños a partir de 6 años que tengan caries activas  o  presenten un esmalte debilitado.
  • Es procedimiento de uso profesional , altamente efectivo y  totalmente indoloro que consiste en aplicar  finas capas de barniz en todas las caras de los dientes para crear una capa protectora contra la caries. 
  • se recomienda cada 6 meses. 

Cepillarse con una pasta fluorada que contenga menos de 1000ppm no tiene ningún efecto contra la caries.

La higiene dental se recomienda incluso antes de que salga el primer diente de leche.

Recuerde, cepillo seco, pequeña cantidad de pasta, no olvidarnos de limpiar zonas interproximales y lengua.

Contacta con tu centro clínico más cercano

Encuentranos en las redes sociales